Menú
Portada
Historial de noticias
Novedades en PcLiga
Ranking PcLiga
Envíanos tu noticia
Quiero ser redactor
Cartas al director
Zona Redactores
PcLiga.com (el juego)
Foro PcLiga
Mundial Alemania 1974
Historia de los mundiales (ALEMANIA 1974)
noticia leída 41 veces
desde 11/03/2020
INTERNACIONAL

El Mundial de Alemania de 1974 evidenció que el fútbol estaba cambiando. La décima Copa del Mundo volvió al viejo continente para ver el nacimiento del Fútbol Total. La Holanda de Rinus Michels revolucionó el deporte rey siendo el padre del fútbol moderno con la «Naranja Mecánica». Aquella selección destacaba por la movilidad sincronizada de sus jugadores y por ejercer una presión colectiva nunca antes vista. Johan Cruyff lideraba aquella generación holandesa que no pudo derrotar a los anfitriones en la gran final.

La selección alemana quería volver a ganar el Mundial 20 años después de «El Milagro de Berna». Franz Beckenbauer era el capitán de una selección muy fiable con el mejor portero (Sepp Maier) y delantero centro del momento (Gerd Müller) en Europa.

La República Federal Alemana organizó el Mundial con 9 sedes entre las que destacaba el rutilante Olímpico de Múnich. Los hermanos Tip y Tap fueron presentados como mascotas de un campeonato que repetía balón con un Telstar remozado. Lo que si cambiaba era la copa de campeón del Mundo. El tricampeonato de Brasil en México 70 le hizo apoderarse de la Copa Jules Rimet por lo que se presentó el actual trofeo en sociedad. Silvio Gazziaga diseñó la nueva Copa de 36,8 cm de altura y hecha con 3kg de oro.

La FIFA también innovó en el formato de competición, haciendo desaparecer los cruces de cuartos y semifinales. En su lugar dividió a los 8 clasificados en 2 grupos de 4 para que los ganadores de cada grupo tuvieran acceso a la final.

En Alemania no estaría la selección española que volvía a fallar en la fase de clasificación. Yugoslavia fue nuestro verdugo en un partido de desempate celebrado en Frankfurt. El gol de Katalinski acabó con la ilusiones de una generación que estaba lejos de estar entre las mejores. Fuera de Alemania también se volvió a quedar Francia e Inglaterra, que no pudo superar a Polonia en la previa clasificatoria.

El destino quiso que la República Democrática Alemana y la República Federal Alemana coincidieran en el grupo 1 del Mundial. Los anfitriones occidentales ganaron 1-0 a Chile en el partido inaugural mientras que golearon por 3-0 a Australia en la segunda jornada. Los alemanes del Este (que debutaban en un Mundial) ganaron a los oceánicos (2-0) y empataron ante los chilenos (1-1). Un nuevo empate de los sudamericanos ante Australia en la última jornada aseguró la clasificación a los alemanes orientales. La RFA también estaba clasificada pero tenía la oportunidad de ganar a sus vecinos y rivales del Este en plena guerra fría. No fue así. La RDA ganó 1-0 con un gol de Sparwasser dando una victoria histórica a los orientales.

En el grupo 2 la igualdad fue máxima entre Brasil, Escocia y Yugoslavia. Sus enfrentamientos directos se saldaron con empate por lo que el duelo ante la débil selección de Zaire sería decisivo. Escocia solo pudo ganar por 2-0 a los africanos en la primera jornada mientras que Yugoslavia abusó de ellos ganando 9-0. Los balcánicos se aseguraban el pase tras empatar con Escocia (1-1) en el último choque. Los británicos se quedaban fuera por la diferencia de goles. Brasil, que necesitaba ganar por 3 goles de diferencia ante el Zaire, logró el objetivo con un gol a 11 minutos del final. Yugoslavia y Brasil estaban en la segunda ronda.

El grupo 3 Holanda demostró de lo que podía ser capaz en su regreso a un Campeonato del Mundo tras 36 años de ausencia. En el debut sorprendieron a Uruguay con una presión asfixiante y ganaron con 2-0 con un doblete de Johnny Rep. Ante Suecia empataron a cero antes de exhibirse goleando a Bulgaria (4-1). Suecia se metió como segunda al derrotar 2-0 a Uruguay en el partido decisivo.

Polonia fue la gran revelación del grupo 4 tras vencer a Argentina en el debut (3-2), golear a Haití (7-0) y derrotar a Italia cuando ya estaban clasificados (2-1). La azzurra, que habían empatado con los argentinos, acabó siendo eliminada por la diferencia de goles.

La selección holandesa siguió mostrando su espectacular juego en la segunda ronda. La Naranja Mecánica goleó a Argentina por 4-0 y se impuso a la RDA por 2-0. Lo mismo hizo Brasil, que despachó a los alemanes del este (1-0) y a los argentinos (1-2). Brasileños y holandeses llegaban empatados a puntos al partido decisivo, que se presentaba como una semifinal. A pesar de que le bastaba con un empate, los Países Bajos se impusieron por 2-0 a los brasileños y alcanzaban su primera final de la Copa del Mundo.

El grupo B fue un calco del anterior con la Alemania Federal y Polonia demostrando su superioridad. Los anfitriones ganaron 2-0 a Yugoslavia y 4-2 a Suecia mientras que los polacos pasaron más apuros ante los escandinavos (0-1) y los balcánicos (2-1). De cualquier forma el Polonia-Alemania de la última jornada era otra semifinal al uso. Los germanos jugaban en casa y además, les valía el empate. Para colmo de males, una enorme tormenta inundó el Estadio de Frankfurt, perjudicando claramente el técnico juego de los polacos. El partido se acabó jugando y Alemania sobrevivió con la gran actuación de su portero. Las paradas de Maier y el gol de Müller dieron la victoria a los anfitriones (1-0). Los germanos estaban en la gran final.

Los campeones olímpicos de Múnich 1972 se convirtieron en la gran sensación del Mundial. Polonia desplegó un gran juego venciendo a Argentina, Italia, Yugoslavia, Suecia y finalmente a Brasil en el tercer y cuarto puesto. Un gol de Lato dio la medalla de bronce a los polacos y la bota de oro al delantero con 7 goles.

El Olímpico de Múnich acogía la décima final de la Copa del Mundo. Todo el globo estaba pendiente del Alemania-Holanda personalizado en el duelo entre sus dos capitanes y estrellas, Franz Beckenbauer y Johan Cruyff.

La holandeses fueron fieles a su juego desde del inicio y echaron el balón a rodar completando una jugada asombrosa. Un minuto de posesión, 16 pases y un dribbling de Cruyff que fue derribado en el área. Penalti. Johan Neeskens ponía el 1-0 anotando el gol más rápido de la historia de las finales mundialistas. Los anfitriones perdían sin ni tan siquiera tocar el balón.

La RFA se fue recomponiendo con el paso de los minutos y Hoelzenbein provocó una nueva pena máxima, esta vez en el área holandesa. Paul Breitner tampoco perdonó desde los 11 metros y puso el empate a uno a los 25 minutos de juego. Rep perdonó un mano a mano ante Maier y Müller marcó el 2-1 poco antes del descanso.

La Naranja Mecánica buscó el empate en la segunda parte pero la gran actuación de Maier y el desacierto holandés evitaron el triunfo de los tulipanes. La República Federal Alemana ganaba su segundo Mundial y Beckenbauer levantaba por primera vez el nuevo trofeo. Holanda se quedaba a un paso de la gloria pero sería recordada para siempre como el equipo que reinventó el fútbol.

Romario